Suelos Laminados: ¿Qué tipos existen? ventajas y desventajas

El pavimento de la vivienda puede que sea uno de los elementos más destacados en la decoración del hogar y a su vez, es el que más debe resistir a los roces, uso permanente, golpes y caídas de objetos. Gracias a la innovación tecnológica, hay uno en particular que se destaca tanto como para construcción general como para reforma o rehabilitación y se trata de los suelos laminados. Para muchos, el revestimiento perfecto!

Los suelos laminados tienen una amplia gama de colores, diseños y propiedades que otros tipos de pavimentos, no. Es por esto que te contamos todo lo que tienes que saber para la elección, instalación, mantenimiento de suelos laminados.

 

¿QUÉ ES UN SUELO LAMINADO?

 

Los suelos laminados son un tipo de pavimento fabricado a base de varias capas de materiales derivados de la madera o sintéticos que imitan de forma realista diferentes tipos de acabados. Las terminaciones imitan la madera (qué son los más típicos), un acabado de hormigón pulido, una terminación de óxido, a cerámicas, entre muchos otros modelos.

El suelo laminado dispone de una gran dureza y se clasifica principalmente atendiendo al uso y a criterios de resistencia según el tipo de laminados, tanto al impacto como al desgaste.

suelos-laminados

TIPOS DE SUELOS LAMINADOS

 

Los suelos laminados se clasifican atendiendo a criterios de resistencia; tanto al impacto como al desgaste constituyendo una opción de compra muy práctica por su fácil instalación en una construcción general y mantenimiento y según el proceso de fabricación. 

Tipos de suelos laminados según la resistencia

– Clase 21. Uso doméstico moderado: Áreas residenciales de uso bajo o intermitente, como lo son las habitaciones. 

– Clase 22. Uso doméstico general. Áreas residenciales de uso medio, como lo es la sala de estar.

– Clase 23. Uso doméstico intenso. Áreas residenciales de uso intenso, como lo puede ser la cocina o los pasillos.

– Clase 31. Uso comercial moderado. Áreas comerciales de bajo uso o intermitente como habitaciones de hotel

– Clase 32. Uso comercial general. Áreas comerciales de uso medio como lo podría llegar a ser una oficina de reuniones.

– Clase 33. Uso comercial intenso. Área comercial de uso permanente como lo es un pasillo comercial.

Tipos de suelos laminados según el proceso de fabricación

– Suelo laminado de presión directa (DPL): Es el más utilizado para la construcción general de una vivienda. Es una opción económica y tiene una gran variedad en diseños y colores.

– Suelo laminado de alta presión (HPL): Ofrece mejores prestaciones en cuanto a la resistencia, al uso y al impacto, por lo que puede ser utilizado en espacios públicos con circulación constante de personas.

colocacion-suelos-laminados

VENTAJAS DE LOS SUELOS LAMINADOS

 

Algunas ventajas de los suelos laminados son muy conocidas como la increíble variedad de diseños y estilos o su facilidad de instalación. Existen otras que no lo son tanto:

– Durabilidad: Son una opción duradera. Los suelos laminados tiene una durabilidad más que considerable, de hecho existen fabricantes que ofrecen varias décadas de garantía.

– Instalación: Fácil de instalar. Sin lugar a dudas se puede afirmar que el suelo laminado es más fácil de instalar que otros tipos de suelos. Sin embargo se ha generalizado la creencia de que cualquiera, incluso personas que jamás han afrontado un proyecto de bricolaje, pueden hacerlo en la construcción general de la vivienda. Y esto no tiene porqué ser así.

– Superposición: El suelo laminado puede ser instalado sobre muchas clases de subsuelos. No es necesario tener un suelo concreto para poder realizar una instalación de suelo laminado. Básicamente será suficiente con que esté seco y nivelado. Se puede instalar sobre cemento, granito, vinilo, maderas, etc. 

– Costo: Comparativamente económicos. En la comparación con otros suelos, los suelos laminados son una de las opciones más económicas. Aunque como sucede con todo, existen diferentes calidades y precios.

– Variedad: Gran variedad de prestaciones y calidades. Si bien no es un producto hecho a medida, existen las suficientes variedades como para decir que es personalizable. 

– Garantía. Los fabricantes de calidad ofrecen periodos de garantía amplios para los suelos laminados. Estos se cumplen rigurosamente siempre y cuando los usos sean los que estén recomendados y la instalación haya sido la correcta.

– Mantenimiento: Limpieza y mantenimiento sencillo. 

– Producto Ecofriendly: Son un producto ecológico. Tanto la fabricación, en gran medida a partir de madera, como su reciclaje, al final de su vida útil, son procesos respetuosos con el medio ambiente.

cocina-suelo-laminado

DESVENTAJAS DE LOS SUELOS LAMINADOS

 

Ya te contamos todos los beneficios y ventajas de los suelos laminados, pues ahora ha llegado el momento de contarte cuáles son sus desventajas.

No existe un material totalmente perfecto, y por tanto, los suelos laminados tienen inconvenientes. Estos son fácilmente salvables si se siguen todas las recomendaciones y usos que nos describe el fabricante.

– No son aptos para la instalación en todos los lugares. Aunque durante los últimos años los avances de este tipo de productos han permitido que se incorporen sin problemas en las cocinas y baños de los hogares, siguen estando vetados en los exteriores o en zonas donde la humedad es excesiva o los accidentes con agua son muy frecuentes. Una cosa es que sean resistentes a la humedad y otra muy diferente es que puedan estar sumergidos en agua. 

– Aunque parezca madera maciza, no lo es. No se pisa igual, no suena igual y no se siente igual. Esto necesariamente no es una desventaja, aunque para aquellos que buscan sentir la madera directamente sí que puede llegar a serlo. 

– Algunas características adicionales pueden elevar el precio significativamente. Por ejemplo, aquellos que dispongan de suelo radiante en la construcción general no podrán utilizar cualquier suelo laminado. Deberán recurrir a algún modelo específico, con el consiguiente incremento en el coste.

– No se puede reparar. Si se astilla una lama o se deteriora una junta habrá que sustituir. Si te preocupa el coste de esta desventaja del suelo laminado quizás te alegre saber que este coste de sustitución puede ser más económico que con cualquier otro suelo.

En Building Trust contamos con los mejores profesionales del sector de las Reformas que podrán llevar a cabo la rehabilitación de vivienda que deseas. Contacta con nosotros y pide tu PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.

Comment on this post*

Your email address will not be published.