REFORMAS DE BAÑO: ¿CÓMO INSTALAR LAVABOS SUSPENDIDOS?

Como ya sabes, las últimas tendencias en reformas de baño para este 2021 tienen muy presente instalar lavabos suspendidos. Es que, además de ser sumamente cómodos, son estéticos, da sensación de ligereza y, dependiendo del modelo que escojas, tienen a su vez buena capacidad de almacenaje. 

Si es de tu gusto y has decidido optar por este cambio maravilloso, aquí te contaremos cómo instalar  lavabos suspendidos, qué se precisa para llevarlo a cabo y cómo optimizar el espacio en el cuarto de baño.

¿QUÉ SE PRECISA PARA INSTALAR LAVABOS SUSPENDIDOS?

 

Antes de comenzar con la reforma de baño, debes saber qué herramientas e insumos necesitas para realizar adecuadamente el trabajo de instalación de un lavabo suspendido. Esto te permitirá alistar todo lo necesario para que el proceso sea más rápido y no te encuentres con sorpresas desagradables luego.

  • Metro
  • Nivel con burbuja
  • Lápiz marcador
  • Martillo
  • Taladro y brocas
  • Destornillador
  • Tacos
  • Tornillos
  • Guantes
  • Silicona y pistola de aplicación
  • Llave inglesa

En este proceso deberás prestar especial atención a varios aspectos.

  • El primero es tener las brocas adecuadas al tipo de pared que tienes en el aseo, pues, las hay para diferentes materiales. Ya sea azulejo, ladrillo o cualquier otro, necesitas el específico para no dañar la superficie. Además, está bien contar con una gama de medidas amplia.
  • El segundo aspecto a considerar es el destornillador. Precisarás para la instalación de un lavabo suspendido un destornillador, que también dependerá del tamaño de los tornillos y, depende del tipo de mueble que quieras instalar. Lo mismo ocurriría con la llave inglesa, que variará en función de tu instalación de fontanería.
  • El tercero es relacionado a la silicona. Al momento de adquirirla, solicita una para esta labor específica, dado que deberá tener características particulares soportar los cambios de temperatura y humedades que se dan habitualmente en el cuarto de baño.

instalar lavabos suspendidos

PASOS PARA INSTALAR LAVABOS SUSPENDIDOS

 

¿Cómo colocar un lavabo suspendido?

Ahora que ya tienes todos los materiales y herramientas que necesitas a mano y has escogido el modelo ideal de lavabo suspendido para la reforma de baño, es momento que te contemos cómo instalarlo.

Cortar el paso del agua

Lo primero y muy importante, es cortar la llave general de paso de agua, puesto que seguramente no querrás tener una fuente en tu cuarto de baño cuando te pongas a instalar el lavabo suspendido.

Del mismo modo que cortas la electricidad cuando trabajas con lámparas o demás electrodomésticos de la casa, corta la llave general de paso de agua y evita cualquier imprevisto.

Ubicar el mueble y medir el espacio donde va

Una vez que comiences a instalar lavabos suspendidos en casa, tienes que revisar las instrucciones de montaje del fabricante antes de ponerte a hacer algo, pues cada uno trabaja con sus propias piezas y medidas y, aunque no sean muy extrañas, te aparecerán especificaciones que te ayudarán mucho en el proceso.

A partir de esto, es posible que en las instrucciones se indique la altura recomendada para instalar lavabos suspendidos, específicamente, la del modelo que has escogido. Claro que, esto siempre lo puedes variar en función de tu altura, basándote en la funcionalidad y cómo te resulte más cómodo su uso; pero ten en cuenta que luego los elementos de fontanería deben encajar a la perfección.

Comprueba las medidas recomendadas en la pared. Un truco para hacerlo, si no te sientes muy seguro, es instalar lavabos suspendidos contra la pared, apoyado en algún elemento sólido que tengas por casa y que corresponda con esa altura. Lo importante es comprobar que el tamaño es el adecuado y que podrá instalarse correctamente y quedar completamente recto. Cuando lleves a cabo este proceso, marca la pared donde deberán ir luego los agujeros para amurar.

Luego,  retíralo una vez hechas las señales y comienza con la reforma de baño.

Colocar las pletinas de anclaje

En las mencionadas instrucciones del fabricante tiene que venir indicada la medida de la broca a utilizar para que los anclajes queden perfectamente ajustados a la pared. Si no la tienes, no lo hagas, ¿por qué?

Estos anclajes son fundamentales para que el mueble quede perfectamente sujeto y posteriormente no se venza, así que, si haces el taladro con una broca mayor, los tornillos no quedarán bien anclados y se desprenderán de la pared una vez que pongas el mueble o le metas peso.

Por el contrario, si haces los taladros con una broca muy pequeña, será casi imposible meter los tacos y luego los tornillos, lo que puede ocasionar que quede mal ajustado a la pared y, de nuevo, el mueble tenga posibilidades de caer al suelo.

Recién cuando tengas la broca del tamaño y material adecuado haz los taladros. 

Encajar el mueble

Como se mencionaba anteriormente, es importante que leas las instrucciones para saber cómo instalar lavabos suspendidos pues cada modelo puede tener unos herrajes diferentes para ajustar con las pletinas.

Tan solo tendrás que ver cómo se encaja ese tipo de herraje a la pletina y de nuevo dejarlo bien sujeto con esta para que el mueble no caiga y quede totalmente pegado a la pared. Vuelve a colocar el nivel una vez que tengas fijado el mueble por si tienes que tocar cualquier tornillo de compensación.

Una vez que compruebas que está todo bien anclado, aprieta cada tornillo. 

Colocar el grifo y el lavabo 

Tienes que meter los vástagos o latiguillos por el correspondiente agujero del lavabo suspendido y engancharlos al grifo, apretando de manera adecuada con una llave inglesa.

Coloca las gomas o juntas de estanqueidad, así evitarás cualquier tipo de fuga. Antes de instalar lavabos suspendidos, ancla también la válvula del desagüe.

Luego, dependiendo del modelo, tendrás que colocar el lavabo sobre el mueble y fijarlo con silicona adecuada para ello. En lugar de aplicar una línea por todo el borde del mueble, en este caso, aplica por puntos. 

Aplicar silicona al borde del lavabo

Ya estás en condiciones de instalar lavabos suspendidos

Esta vez, aplicando una línea de silicona entre el lavabo y la pared o paredes en las que haga contacto. Aplica una línea por ese reborde.

Posteriormente, con un guante de goma puesto y el dedo índice humedecido en agua jabonada pasa el dedo por la línea de silicona para que entre bien en las juntas y, además, quede distribuida de manera homogénea.

En Building Trust contamos con los mejores profesionales del sector de Reformas y Construcción que podrán asesorarte o realizar la reforma integral de tu baño. Contacta con nosotros y pide tu PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.