REFORMA DE VIVIENDA: ¿CUÁNTO CUESTA HACER UNA PISCINA?

Con la llegada del calor, reformas de vivienda comienzan a dar vueltas en la cabeza: qué maravilloso sería tener tu propia piscina en casa, ya sea en el jardín o en la terraza. Y si este es tu caso y estás pensando cuánto cuesta hacer una piscina, debes conocer previo a la elección de ella algunos aspectos que determinarán costes de instalación y mantenimiento.

Aquí te contaremos qué tipos de piscinas puedes incluir en la reforma de vivienda, cuáles son sus ventajas y desventajas, materiales, acabados. Y a partir de ello podrás saber verdaderamente cuánto cuesta hacer una piscina en casa.

TIPOS DE PISCINAS

Lo primero de todo es conocer qué tipos de piscinas hay: 

Las de obra, que se fabrican principalmente con hormigón.

Las prefabricadas, donde destacan las de fibra de poliéster.

Las desmontables, que pueden ser de madera, resina, PVC o incluso hinchables. 

Las piscinas de arena, minerales y de cristal, que son tendencia en Europa en este 2021.

 

PISCINAS DE OBRA

Este tipo de piscina es el más tradicional en construcciones generales o reformas de vivienda y su estructura está hecha principalmente con hormigón, que puede ser con hormigón gunitado y revestimiento de gresite o con hormigón armado y revestimiento de liner (la bolsa de PVC que retiene el agua). También está la opción de elegir un revestimiento de microcemento.

Son las que más tardan en construirse y permiten más alternativas que las prefabricadas, ya que pueden hacerse a medida y permiten tamaños superiores a 10 metros de longitud. Además, suelen ser muy robustas y resistentes.

cuanto cuesta hacer una piscina

¿CUÁNTO CUESTA HACER UNA PISCINA DE OBRA?

 

Los precios de las piscinas de obras dependen de factores como la dimensión (longitud, profundidad…), el diseño y la calidad de los materiales con la que se construya. El precio medio de una piscina de 23 m3 (6×3 metros) puede rondar los 14.000 euros, incluyendo la licencia municipal, la excavación, la construcción y elementos como un foco de luz y una escalera de acero. 

Vale destacar que a ese importe es necesario sumarle el mantenimiento anual (incluyendo el gasto de agua y electricidad) o la depuradora, que también pueden suponer un coste importante.

 

PISCINAS PREFABRICADAS

Las piscinas prefabricadas son mucho más económicas que las de obra (el ahorro puede rondar el 30%) y se pueden instalar en pocos días. Ahora bien, hay menos modelos disponibles entre los que elegir, sobre todo de tamaño y forma, mientras que pueden ser de una sola pieza o tener un carácter modular.

 

¿CUÁNTO CUESTA HACER UNA PISCINA PREFABRICADA?

 

Al igual que las piscinas de obra, es necesario pedir permiso al Ayuntamiento. De media, el precio suele estar entre 2.000 y 20.000 euros, dependiendo de los materiales, el tamaño, la facilidad de acceso o los accesorios.

Dentro de las piscinas prefabricadas se encuentra un abanico de opciones según los materiales:

– Piscinas de fibra de poliéster: Es la opción más vendida en el norte de Europa y destaca por su fácil mantenimiento y sus diferentes revestimientos, como la cerámica, la lámina o el mosaico. También está la opción de elegir el acabado entre varios colores. Fabricadas de una sola pieza, están hechas de una mezcla de fibra de vidrio resistente y resina de poliéster.

– Piscinas de acero y liner: Esta opción está a medio camino entre las piscinas de obras y las piscinas prefabricadas, tanto en la instalación como en el precio. Se construyen con paneles prefabricados de acero galvanizado que se van uniendo, mientras que en el suelo se coloca una base de hormigón armado. Para el revestimiento suele usarse una lámina de PVC, conocido como liner. Tarda en hacerse como mucho una semana y se pueden instalar en áticos y terrazas por su peso reducido siendo una de las más populares en las reformas de vivienda.

 

PISCINAS DESMONTABLES

Las piscinas desmontables son la opción más económica, ya que no son permanentes como las anteriores, sino que se pueden desinstalar. Son elevadas (su estructura se levanta desde el suelo), por lo que no requiere ningún tipo de licencia. Además, se pueden encontrar diferentes opciones, según el material que se utilice:

– Piscinas de madera

– Piscinas de acero o chapa

– Piscinas de PVC o resina

– Piscinas tubulares

– Piscinas de hormigón

– Piscinas hinchables

PISCINAS DE ARENA

Incluir una piscina de arena en la reforma de vivienda te permitirá la posibilidad de crear una pequeña playa privada en el patio o jardín de casa. Su construcción requiere entre uno y dos meses y es la opción más cara del mercado. 

 

¿CUÁNTO CUESTA HACER UNA PISCINA DE ARENA?

 

En el caso de una piscina de arena de 6×3 metros y unos elementos estándar, el precio puede moverse entre 18.000 y 20.000 euros, mientras que en el caso de una de obra eran unos 14.000 euros.

En lugar de tener una base de gresites, el revestimiento se hace con una base de arena y una mezcla de resinas antideslizantes. Además, su instalación suele llevarse a cabo junto con un proyecto de paisajismo para que el entorno acompañe.

PISCINAS NATURALES

Si te preguntas cuánto cuesta hacer una piscina, debes saber que las naturales son una de las opciones más caras que se pueden encontrar y no por la piscina en sí misma, sino porque suelen llevar aparejado un proyecto decorativo del paisaje. Además, para que el agua sea de calidad sin usar productos químicos, requiere la instalación de un sistema de depuración. El vaso de la piscina puede ser de diferentes materiales, desde el hormigón a la fibra de vidrio, pasando por el poliéster.

PISCINAS DE CRITAL

También conocidas como piscinas con paredes de vidrio acrílico. Son piscinas que usan materiales especiales, muy resistentes y que permiten diseñar diferentes formas. Además, el vidrio puede usarse en toda la piscina (suelo y paredes), y en pequeños detalles. Es una de las fórmulas más utilizadas por arquitectos y diseñadores en reformas de vivienda.

En Building Trust contamos con verdaderos profesionales del sector de las reformas y construcción. Contacta con nosotros y pide tu PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.